Todos los jóvenes inmigrantes que trabajaron en el campo durante la pandemia tendrán autorización de residencia y trabajo durante al menos 2 años