¿Qué ayudas pueden solicitar los autónomos de la hostelería en las zonas en las que se ha decretado su cierre?

Varias Comunidades Autónomas han aprobado nuevas restricciones a diversas actividades económicas como parte de las medidas para combatir la pandemia del COVID-19. Uno de los sectores afectados por las nuevas restricciones es la hostelería con el cierre de bares y restaurantes, que no podrán realizar más que servicios de reparto a domicilio o recogida en el local en Asturias, Castilla y León, Cataluña, Murcia, Navarra y el País Vasco. En otros como Andalucía, Galicia o La Rioja, el cierre afecta a determinados municipios.

Con este cambio normativo, los autónomos de la hostelería pueden acceder a diferentes tipos de ayudas:

Si no dispone de entrega a domicilio o recogida en el local:

  • Prestación extraordinaria por suspensión de actividad mediante solicitud en la mutua correspondiente y declaración responsable de que no se realiza entrega a domicilio.
  • Prestación compatible con la actividad (más generosa) si estiman que su facturación ha caído un 75% respecto al último trimestre del año pasado

Si hacen entrega a domicilio o retiro en local:

  • Prestación compatible con la actividad si estiman que su facturación ha descendido un 75% respecto al último trimestre del año pasado

¿Qué es el Beneficio de Suspensión Extraordinaria?

A partir del 1 de octubre, los trabajadores autónomos que se vean afectados por una suspensión temporal de todas sus actividades como consecuencia de una resolución de las autoridades administrativas competentes para la contención de la pandemia del COVID-19 podrán solicitar la Prestación extraordinaria por suspensión de actividad.

El monto del beneficio será el 50% de la base mínima de cotización que corresponde a la actividad desarrollada. Si se trata de una familia numerosa, esta cantidad se incrementará en un 20% y se reducirá al 40% de la base en el caso de que en una misma vivienda convivan personas de la misma familia o convivencia similar en la que tengan derecho a ello dos o más miembros. beneficio.

El beneficio se percibirá desde el día siguiente a la adopción de la medida de cierre hasta el último día del mes en que se acuerde levantarla. Además, el trabajador por cuenta propia estará exento de cotizar a la Seguridad Social, pero ese periodo contará como periodo de cotización. La exención de tasas se extenderá desde el primer día del mes en que se adopte la medida de cierre hasta el último día del mes siguiente al mes en que se levante la medida.

Puedes ampliar la información con los requisitos y otras medidas para comercios afectados por el cierre temporal de tu negocio en esta práctica guía.

Prestación compatible con la actividad

Para aquellos autónomos que no vean cerrado su negocio, sigue vigente la prestación compatible con la actividad que se puso en marcha tras el consenso con las principales asociaciones de autónomos el pasado mes de junio y que se ha prorrogado hasta el 31 de enero de 2021. .

Para acceder a esta ayuda es necesario acreditar uno 75% de reducción en la facturación en el cuarto trimestre de 2020 en comparación con el mismo período del año pasado. Sin embargo, los beneficiarios no necesitan esperar hasta el final del trimestre, sino que pueden solicitar este beneficio cuando cumplan con los requisitos y luego documentarlos una vez terminado el trimestre.

Este beneficio asciende al 70% de la base reguladora, es decir un mínimo de 661 euros, e incluye el pago de la cuota de contingencia común, que se devuelve al trabajador. De esta forma, esta nómina incluye tanto el importe de las prestaciones como el importe de las cotizaciones por contingencias comunes que les hubiera correspondido ingresar.

Para saber más sobre todas las ayudas para autónomos vigentes hasta el 31 de enero, puedes consultar esta información.

Ayuda pagada en octubre

El 30 de octubre, más de 256.000 autónomos ha recibido parte de las prestaciones puestas en marcha para paliar la situación de este colectivo a consecuencia de la pandemia del COVID-19 por un importe total de 234,21 millones de euros.

En concreto, estas cantidades incluyen a los beneficiarios de la prestación por cese de actividad para aquellos autónomos que se hayan visto obligados a suspender temporalmente su actividad a causa de una resolución administrativa relacionada con el control de la pandemia, la prestación compatible con la actividad, la prestación extraordinaria por baja rentas y ayudas para autónomos de temporada, además de las prestaciones extraordinarias cuyo plazo de aplicación ya haya finalizado.

Estas ayudas son el resultado de consenso alcanzado con la mayoría de asociaciones de autónomos a finales de septiembre para dar continuidad a las medidas de apoyo al sector que se han ido adoptando desde el inicio de la pandemia y que, en el momento de mayor demanda a finales de abril y principios de mayo, llegaron a proteger las rentas de alrededor de 1,5 millones de autónomos .