Por una nueva ley de formación bonificada para autónomos

En este periodo de reformas, desde Infoautónomos queremos lanzar un propuesta para una revisión exhaustiva del sistema de educación continua del estadopara que los autónomos accedan a una formación acorde a sus necesidades reales y que medio millón de independientes tienen acceso a formación subvencionada todos los años.

Nos apoyamos en la propuesta de las asociaciones de autónomos (ATA y UPTA) pero añadimos algunos elementos que consideramos claves para que la formación subvencionada de autónomos pase por la tan necesaria reforma, aumentando su alcance, calidad y contribuyendo en mayor medida a mejorar la competitividad de los autónomos.

Nuestra propuesta tiene tres ejes de acción:

  1. Aumentar la cuota de autónomos en uno o dos euros al mes como aporte a la formación. Supone un aumento de las tasas de cotización entre el 0,1% y el 0,2%.
  2. Abrir la gestión de la formación subvencionada para autónomos a empresas privadas (Actualmente disponible solo para asociaciones) en competición competitiva.
  3. Priorizar cursos prácticos y de corta duración.totalmente adaptado a las necesidades reales y disponibilidad de los autónomos.

Cuál es la situación actual

Al igual que los autónomos no cotizan a la Seguridad Social por formación, quedan excluidos del sistema general de formación continua de la Fundación Tripartita, los cursos subvencionados a los que pueden optar todos los empleados.

La única formación subvencionada de la que dispones es la que ofrecen las asociaciones de autónomos en el marco de las denominadas «proporcionar formación”, que solo pueden ser elegidos por asociaciones empresariales y sindicatos. En la última convocatoria se aprobaron cursos por valor de 4,2 millones de euros de los que se beneficiaron 16.000 independientes. Este artículo ha sufrido una fuerte reducción respecto a los 12 millones de euros que representaba en años anteriores.

Este sistema es un disparate y es que los responsables de las micro y pequeñas empresas en España con trabajadores a su cargo no tienen acceso a la formación subvencionada mientras que sus empleados sí.

Además, demasiados autónomos descuidan su propia formación debido a la agitación de la vida diaria, sus limitaciones económicas y la insuficiencia de la oferta disponible.

Los beneficios de nuestra propuesta

  • Cursos bonificados para 500.000 autónomos al año: Si cada autónomo paga 2 euros más al mes, recibiría unos 72 millones de euros. Al ritmo actual, esto serviría para formar a 270.000 autónomos, pero si se reducen los cursos a la mitad, podrían llegar a 500.000 autónomos. Si se aumentara la cuota de autónomos tan solo en un euro, el alcance sería de 250.000 autónomos.
  • Mayor competitividad de los autónomos: Esta formación debe servir para mejorar las capacidades y habilidades del colectivo de trabajadores autónomos, factor crítico para su supervivencia y para que puedan crear verdaderamente puestos de trabajo. Algo que cobra más importancia que nunca en entornos tan cambiantes y de crisis como el actual.
  • Mayor adaptación a la realidad del autónomo: con cursos más prácticos, de menor duración y compatibles con la gestión empresarial. Hay que flexibilizar el cumplimiento de los certificados de profesionalidad porque van mucho más lentos que la realidad, especialmente en el campo de las nuevas tecnologías y porque están pensados ​​para empleados, no para autónomos, con programas excesivamente largos y teóricos.
  • Mayor calidad en la formación subvencionada para autónomos: promover cursos que realmente respondan a las necesidades formativas de cada momento y abrir la puerta a la gestión privada de cursos freelance para que este tema no se convierta en un oligopolio de asociaciones. Si algún centro de formación puede optar al bono de empleado, lo mismo debe ocurrir aquí. Intentando, eso sí, eliminar las malas prácticas del bono para poder ofrecer un nivel de calidad mucho mayor.
  • Igualdad entre autónomos y trabajadores por cuenta ajena: Esta nueva ley nivelaría el campo de juego para la formación subvencionada de autónomos y empleados. Supone una mayor igualdad, tanto por el lado que nos perjudica (mayor precio, aunque sea un incremento mínimo), como por el lado positivo.

nos encantaría tener Su opinión Y con tu colaboración dar máxima difusión posible ya que el sistema de educación continua para autónomos se encuentra actualmente en revisión y es un buen momento para escuchar más propuestas.

Imagen: FreeDigitalPhotos

Scroll al inicio
Ir arriba