No olvide su Tarjeta Sanitaria Europea

Si estás planeando viajar a Europa este verano, probablemente hayas elaborado una lista a tener en cuenta. El inventario contendrá, además de la ropa habitual, el kit de aseo y entretenimiento, la documentación necesaria para el viaje: billetes de transporte, pasaporte, reservas de alojamiento… Pero, ¿se ha facilitado también la Tarjeta Sanitaria Europea?

Para viajar con mayor seguridad y evitar algún inconveniente ocasional -un accidente o enfermedad que requiera atención médica- y que pueda arruinar tu estancia en Europa, es más que recomendable viajar con la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) en el bolsillo. ¿Conoces este documento? ¿Tienes alguna duda sobre él? No te preocupes, aquí te lo contamos.

¿Qué es? Es una acreditación personal e intransferible que te da derecho a recibir la asistencia sanitaria que necesites durante tu estancia temporal en los países de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein, Noruega (Espacio Económico Europeo) y Suiza. Cada persona que viaje debe tener su propia tarjeta.

¿Cuesta algo? No, la Tarjeta Sanitaria Europea es gratuita.

¿Quién puede conseguirlo? Titulares del derecho a la asistencia sanitaria del sistema de Seguridad Social. Es decir, y en pocas palabras: trabajadores en baja (o en situación similar), pensionistas y beneficiarios de asistencia sanitaria.

¿Cómo puedo obtenerlo? En Internet, en este enlace a la Sede Electrónica de la Seguridad Social con certificado digital, usuario y contraseña en cl@ve, sin certificado o vía sms. Consulte esta guía para obtener más información.

También en los Centros de Información y Atención de la Seguridad Social (CAISS), solicitando cita previa en el CAISS elegido, o en las Direcciones Provinciales o Locales del Instituto Social de la Marina (ISM), cuando sea necesario aportar documentación que acredite el derecho a la exportación sanitaria. beneficios

¿Cuánto tardaré en recibirlo? Cualquiera que sea la forma de solicitud del TSE, se le enviará, en un plazo no mayor a 5 días, a la dirección de su elección si se ha identificado previamente o a la que consta en las Bases de Datos de la Seguridad Social si lo hace sin digital certificado. En ningún caso se entregará.

¿Cuál es su vigencia? Dos años. Con algunas excepciones: para los extranjeros residentes, la validez no se extenderá más allá de la fecha de vencimiento del permiso de residencia; para los beneficiarios de prestaciones y prestaciones por desempleo o personas sin recursos económicos, la duración de la prestación en el primer caso y un máximo de 90 días en el segundo.

¿Qué pasa si mi tarjeta caduca pronto? Antes de emprender tu viaje, comprueba que el periodo de validez de la tarjeta incluye la fecha prevista de regreso. En caso contrario, solicita uno nuevo para asegurar la cobertura sanitaria durante tu estancia.

Una vez que haya llegado a su destino europeo, estará protegido de cualquier condición médica que pueda surgir. El objetivo es obtener la atención que necesita para extender su estadía hasta el final.

¿Qué servicios de salud cubre? Puede recibir asistencia de un médico, hospital o centro de atención médica como si fuera un residente. Es decir, si vas a Francia, estarás cubierto por la misma atención sanitaria que un francés, no por la atención que recibes en España. Eso sí, solo cubre los gastos médicos incurridos durante el viaje por problemas de salud y no los previos al viaje.

¿Me pueden cobrar por la atención médica? Y. En muchos países, como Francia, cobran un boleto de moderador para los servicios de salud (mira aquí como funciona). Dado que serás tratado como residente a efectos de salud, tendrás que pagar esa cantidad. Otro ejemplo: si eres pensionista en España y necesitas algún medicamento en el país de destino, tendrías que pagar la cantidad que se suele cobrar en ese país.

¿Puede un médico negarse a atenderme si olvidé mi tarjeta? La ética médica requiere que un médico no pueda negarse a tratarlo. Sin embargo, se le puede pedir que pague por adelantado. En caso de emergencia, puede enviar por fax o correo electrónico un Certificado de Reemplazo Provisional de España, que ofrece la misma protección.

De vuelta a casa, al desempacar, encuentra la tarjeta y le asaltan algunas dudas más.

¿Me devolverán el importe pagado? Según las normas sanitarias del país de destino. Podrás solicitar un reembolso cuando regreses a España pero solo será reembolsado incorrectamente (no lo que normalmente se cobra a todos los usuarios del sistema de salud en el país de destino).

¿Necesito renovar mi tarjeta? La renovación de la tarjeta se puede realizar por teléfono, internet y de forma presencial, tanto para los titulares como para los beneficiarios de la asistencia sanitaria. Eso sí, cuando haya cambiado sus datos personales (como la dirección) deberá actualizarlos personalmente antes de solicitarlo por teléfono o por Sede Electrónica.

¿Puedo seguir adelante con la renovación? Sí, puedes gestionar la renovación en los Centros de Información y Atención de la Seguridad Social hasta 30 días antes de su vencimiento. En la Sede Electrónica podrá hacerlo, sin necesidad de certificado digital, hasta 60 días antes de la fecha de caducidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Ir arriba