Los presupuestos del Ministerio refuerzan el compromiso con las políticas de protección social y empleo

El subsecretario de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Raúl Riesco, ha presentado en el Congreso de los Diputados el contenido del Proyecto de Ley de Presupuestos del Ministerio para 2019.

Son presupuestos al servicio de las personas que, además de promover el crecimiento económico y el empleo, buscan fortalecer la cohesión social y recuperar los derechos laborales y sociales perdidos en los últimos años. Por lo tanto, están respaldando los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. A ello también apunta la subida del 22,3% del salario mínimo interprofesional para 2019, hasta situarlo en 900 euros mensuales en 14 pagas.

La suma de los presupuestos consolidados de la sección 19 (Ministerio) y la sección 60 (Seguridad Social) -sin incluir en este cálculo IMSERSO e INGESA, por estar adscritos al Ministerio de Sanidad- asciende a 195.973 millones de euros. Dado que el gasto social de los PGE 2019 asciende a 209.510 millones de euros, el 93,5% del gasto social de los presupuestos lo realiza el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Por otra parte, el presupuesto consolidado de la Sección 19 incluye los gastos del Ministerio (incluido el préstamo de la Seguridad Social) y los presupuestos de los organismos adscritos (SEPE, FOGASA, INSST, OEITSS y CES). Asciende a 54.098 millones de euros, con un incremento neto de 2.068 millones de euros, lo que supone un 4% respecto a 2018.

Inspección de Trabajo y Seguridad Social

El subsecretario destacó la importancia del incremento del presupuesto destinado a la Agencia Estatal de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que ya se ha constituido como organismo autónomo con presupuesto propio y adscrito orgánicamente a la Subsecretaría del Ministerio.

Su dotación -programa presupuestario 291A- aumenta en casi 31 millones de euros, un 24,4% respecto a 2018, pasando de 126,46 a 157,36 millones. Es un ejemplo inequívoco de la importancia que concede este Gobierno al servicio público esencial que presta a los trabajadores y empresas la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, a la que debe dotarse de los medios adecuados para el desarrollo de sus competencias. El nuevo presupuesto cumple con lo establecido en el Plan Director de Trabajo Decente 2018-2020, que establece el incremento medio anual del presupuesto de la Inspección en un 10% en 2019 y 2020.

Aunque el presupuesto de 2019 de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social se incrementa en todas sus partidas, es muy significativo, con un aumento cercano al 10% en el Capítulo 1, que se refiere a los gastos de personal -12 millones de euros más, desde 119,59 millones en 2018 a 131,48 millones en 2019-, con el objetivo de fortalecer los recursos humanos de esta Agencia.

Como resultado de la implementación y ejecución en el tiempo del mencionado Plan Maestro y sus asignaciones presupuestarias, se incorporarán al menos 833 nuevos inspectores y subinspectores al Sistema de Inspección. Esto supondrá un aumento de personal del 23% durante los próximos cinco años, una cifra sin precedentes en la trayectoria de la Inspección. De hecho, desde la aprobación del Plan Director en julio de 2018, la incorporación de nueva plantilla ya es una realidad:

  • 33 nuevos Inspectores ya se han incorporado a la organización.
  • 154 nuevos Inspectores y Subinspectores se encuentran realizando el curso de selección previo a su nombramiento como oficiales de carrera.

Además, se han anunciado otras 353 vacantes de Inspectores y Subinspectores, y ya se han iniciado los procesos de selección correspondientes.