La Seguridad Social reduce el déficit en 400 millones con respecto al año pasado

Las cuentas de la Seguridad Social reflejan un saldo negativo de 6.449,93 millones de euros (0,53% del PIB), según los datos de ejecución reflejados en el Sistema de Información Contable a 30 de noviembre de 2018. Este resultado mejora el obtenido hace un año (-6.849,29 millones ) en 400 millones de euros, e incorpora 105.236,32 millones de ingresos por cotizaciones, 5.350,82 más que en el mismo mes de 2017.

Este saldo negativo de 6.449,93 millones de euros es la diferencia entre los derechos reconocidos por operaciones no financieras de 124.614,58 millones de euros, que aumentan un 5,43% y las obligaciones reconocidas de 131.064,51 millones de euros, que crecen un 4,81%. No obstante, existen gastos (contribución al mantenimiento de los servicios comunes y reaseguro obligatorio y facultativo) pendientes de asignación presupuestaria a esta fecha que ascenderían aproximadamente a 454,84 millones de euros.

En términos de caja, los ingresos netos del sistema alcanzaron los 122.911,00 millones de euros, un 5,30% más que el año anterior. Por su parte, los pagos aumentan un 4,71%, totalizando 130.787,66 millones de euros.

Del volumen total de derechos reconocidos, el 91,02% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 8,98% restante a las Mutuas Colaboradoras de la Seguridad Social. En cuanto a las obligaciones, el 92,31% han sido reconocidas por las Entidades Gestoras y el 7,69% por las Mutuas Colaboradoras.

Ingresos no financieros

Cobarde Las cotizaciones a la Seguridad Social ascienden a 105.236,32 millones de euros, con un incremento de 5,36 puntos porcentuales con respecto al mismo período del año anterior, lo que se explica por el aumento de la cotización de los ocupados en un 5,53%, mientras que la cotización de los desocupados registró un aumento del 2,45%.

En conjunto, la Seguridad Social prevé pagar un total de 114.915,75 millones de euros en cotizaciones a la Seguridad Social este año. De esta forma, los ingresos por cotizaciones representan, a cierre de noviembre, el 91,58% de lo previsto para todo 2018.

Las transferencias corrientes ascienden a 17.626,91 millones de euros, un 10,47% más que las acumuladas a igual fecha de 2017.

Los ingresos de capital registran 246,19 millones de euros, con un descenso interanual del 65,24%, y las tasas y otros ingresos recogen la cantidad de 890,55 millones de euros, con un descenso interanual del 1,74%.

Gastos no financieros

Los beneficios económicos a familias e instituciones ascienden a 122.906,42 millones de euros, con un incremento del 4,87% respecto al año anterior. Esta cifra representa el 93,78% del gasto total realizado en el sistema de la Seguridad Social. La mayor partida, 113.039,98 millones de euros, corresponde a pensiones y prestaciones contributivas, con un crecimiento interanual del 5,10%.

En un análisis detallado del área contributiva, las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y a favor de familiares) ascienden a 103.914,29 millones de euross, cifra un 4,74% superior a la del año anterior. En cuanto a las prestaciones de maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo, ascienden a 2.181,62 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 1,85%. En incapacidad temporal, el gasto realizado alcanzó la cantidad de 6.576,40 millones de euros, un 12,84% más que en el mismo periodo de 2017.

A 30 de noviembre, las pensiones y prestaciones no contributivas, incluidos los complementos mínimos de las pensiones contributivas, ascienden a 9.866,44 millones de euros, con un incremento del 2,26% respecto al año anterior. De esta cantidad, se destina a pensiones no contributivas y mínimas 8.322,41 millones ya subsidios y otras prestaciones 1.544,03 millones de euros, de los que 1.475,80 millones de euros corresponden a prestaciones familiares, un 2,77% superior al año anterior.

En cuanto a los gastos de gestión incurridos por la Seguridad Social, han experimentado un incremento del 0,85% en los gastos de personal, un incremento del 3,55% en los gastos corrientes en bienes y servicios y un incremento del 12,88% en los gastos de inversión. Con un incremento global del 2,19% interanual.

Ver los datos completos en formato pdf aquí

Scroll al inicio
Ir arriba