La mujer en la Seguridad Social. Breve radiografía de situación


A 8 de marzo de 2020, más de 8,9 millones de mujeres están afiliadas a la Seguridad Social en España. 8.978.764 trabajadores según el dato de afiliación media del mes de febrero recién cerrado.

Las mujeres representan el 46,64% del empleo total en nuestro país, es el volumen más alto de la historia a principios de año. En 2010 fue del 44,65%. En 2007, el 41,39%. El porcentaje está mejorando, sin embargo…

Si miramos las cifras del paro, hay 1,89 millones de mujeres desempleadas frente a los 1,35 millones de hombres registrados en los servicios públicos de empleo.

Si atendemos a la pensión media, en el caso de las mujeres la cifra es de 803 euros mensuales por 1.225 euros/mes en el caso de los hombres. En el caso de la pensión de jubilación, las cifras se sitúan en 877,39 euros mensuales para las mujeres y 1.332,35 para los hombres.

RADIOGRAFÍA DE MUJERES AFILIADAS

Las mujeres reciben la mayoría de las pensiones más bajas: representan más del 92% de las pensiones de viudedad; El 68,5% de las prestaciones familiares y el 30% de las prestaciones totales percibidas por mujeres requieren un complemento mínimo (17% en el caso de pensiones percibidas por hombres).Base de cotización de hoy, pensiones de mañana

A pesar de los avances, la brecha de género en el sistema de pensiones sigue siendo pronunciada y tiene su origen en el mercado laboral. Las bases de cotización más bajas y la vida laboral interrumpida por una distribución desigual del cuidado familiar se traducen en menores pensiones en la vejez.

Durante 2019 se registraron 59.446 licencias por cuidado de familiares. 52.889 corresponden a mujeres, el 86,96%.

Si atendemos a las bases de cotización, en el caso de las mujeres alcanzan una media de 1.662,7 euros frente a una media de 1.984,7 euros en el caso de los hombres. En cuanto a la brecha salarial, se sitúa en el 21,9%, valores similares a los de 2008.

Las mujeres constituyen cerca del 74% de todos los contratos a tiempo parcial, de hecho, el 25% de las mujeres asalariadas tienen este tipo de jornada. Una tasa de sesgo que se ha mantenido estable en el periodo 2016-2018, y que en el caso de los hombres baja al 7%.

Son solo un puñado de datos, hay muchos más, pero nos ayudan a hacer una radiografía de la situación y recordar que queda mucho camino por recorrer.

Scroll al inicio
Ir arriba