Julio mantiene el dinamismo del empleo de los meses anteriores y cerrará con un aumento de 150.000 afiliados

Se espera que julio termine con un crecimiento en la afiliación a la Seguridad Social 150.000 personas, según los avances presentados hoy por el ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, a partir de la estadística experimental quincenal. Este incremento, que se suma al dinamismo de la afiliación en los meses de mayo y junio, le permitirá llegar prácticamente al mismo nivel de empleo que antes de la pandemia en términos ajustados.

Si miramos el comportamiento de la afiliación diaria, vemos que este mes de julio está siendo mejor que el mismo mes del año anterior a la pandemiaCon algo 77.000 afiliados más. Este comportamiento ocurre tanto en el sectores han sido más afectados por la pandemia (hostelería, comercio y actividades recreativas) como en el otros sectorescon unos 35.000 afiliados más en la primera quincena de este mes que en la primera quincena de julio de 2019.

“Este dinamismo del empleo es compatible con una aceleración de la salida de trabajadores en ERTE”, según la ministra de Inclusión, Seguridad Social e Migraciones. El 15 de julio estaban en ERTE 361.000 trabajadores (según fecha de notificación), lo que significa 86.000 menos que a principios de mes y 181.000 menos que el 1 de junio, cuando entró en vigor el último ERTE. De los 361.000 trabajadores en ERTE, 105.000, casi uno de cada tres, están parcialmente suspendidos.

Por tipo de ERTE hay 162.000 trabajadores en sectores ultraprotegidos y su cadena de valor, que tiene una alta concentración sectorial en alimentación y bebidas, alojamiento, transporte y agencias de viajes. Otros 77.000 trabajadores están en ERTE de impedimento o limitación, también con una fuerte concentración sectorial en alimentos y bebidas y comercio. Además, quedan 121.000 trabajadores ERTE sin exoneraciones a la Seguridad Social, en este caso con gran dispersión sectorial.

Aunque el descenso del número de trabajadores en ERTE ha sido generalizado, “Se ha acelerado más en las tarifas que tienen incentivos para la reactivación”. (ultraprotegida y cadena de valor, impedimento y limitación), según José Luis Escrivá.

Por sectores, la salida de trabajadores en ERTE ha sido general, aunque el descenso más significativo desde un punto de vista cuantitativo se ha producido en el hospitalidad, donde 239.000 trabajadores han salido del ERTE desde el pico de la tercera ola, marcado en febrero. Actualmente, solo dos sectores (transporte y agencias de viajes) tienen más del 20% de sus trabajadores en ERTE.

“Esto demuestra, según el ministro, la necesidad de concentrar los recursos en sectores que aún no han podido regresar a la actividad normal previa a la pandemia”. En ese sentido, explicó que los sectores más vinculados al turismo aún podrían tener margen de crecimiento si miramos la afiliación acumulada del 1 de enero al 15 de julio. Algunas actividades, como las incluidas agencias de viajes, transporte aéreo o alojamiento todavía tienen un 30% menos de afiliación que en julio de 2019.

Por el contrario, subrayó, “nos encontramos con sectores, como la educación, la sanidad, la informática o la arquitectura, con niveles de afiliación muy superiores a los que tenían en julio de 2019”.

Desde el pico de la tercera ola a principios de febrero, más de 1,4 millones de trabajadores han sido activados, entre los que han salido del ERTE y el crecimiento acumulado de la afiliación. De hecho, como explicó Escrivá, “Estamos” prácticamente en los mismos niveles de afiliación que teníamos antes de la pandemia en términos ajustados.â €. También destacó que la composición del empleo ha cambiado desde entonces, no solo en términos de sectores sino también en términos de tipos de contratos. A julio de 2019, “hoy tenemos más de 400.000 trabajadores con contratos indefinidos, mientras que se ha reducido el número de trabajadores eventuales y otros esquemas”.

“Esta recuperación del empleo antes de la pandemia ha sido rápida gracias en parte a los esfuerzos del gobierno para proteger el empleo”, dijo el Ministro de Inclusión. “Solo de nuestro ministerio se han pagado más de 20 mil millones de euros en prestaciones en junio por el COVID-19”, dijo.

Salir de la versión móvil