Escrivá: “La recuperación permitirá que este año superemos los ingresos por cotizaciones sociales previos a la pandemia y en 2022 alcancemos un nuevo récord”

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha presentado hoy las grandes líneas del plan presupuestario del ministerio para 2022, una partida que rozará los 200.000 millones y que, junto a los 240 millones del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, permitirá el despliegue de políticas importantes en todas las áreas del ministerio. Esta cifra supone un incremento del 6,5% respecto a la previsión de cierre de gasto no extraordinario en 2021, y representa en torno al 36% del gasto total de las administraciones públicas.

El presupuesto de la Seguridad Social asciende este año a 175.000 millones de euros en prestaciones, reforzando su acción protectora. De estos, casi 150 mil millones corresponden a pensiones contributivas, que en 2022 se revalorizarán por primera vez en una década con un mecanismo previamente acordado y conocido, que garantiza el poder adquisitivo. Además, según Escrivá, las pensiones mínimas y no contributivas crecerán un 3% el próximo año, por encima de la inflación media.

En cuanto a los ingresos no financieros, se prevé que en 2022 asciendan a 173.640 millones de euros, un 9,6% más que la previsión de liquidación para este año. De ellos, 136.344 millones de euros proceden de cotizaciones a la seguridad social, que suponen 9.460 millones más (un 7,5%) que el finiquito previsto para 2021, año en el que se superarán los niveles previos a la pandemia. En concreto, tras una caída del 3,5% en las cotizaciones de 2020 por el impacto del VOCID en el mercado laboral, el presupuesto de 2022 prevé una recuperación de casi un 10% respecto a 2019, ha señalado la ministra. “La intensa mejoría que estamos experimentando en la economía ya está teniendo un impacto importante en las cotizaciones a la seguridad social y lo seguirá teniendo en 2022”, dijo.

Además, en cumplimiento de la recomendación número 1 del Pacto de Toledo, la contribución del Estado a la financiación de las pólizas no contributivas de la Seguridad Social asciende a 18.400 millones de euros en dos años, y se reduce el déficit en las mismas. En 2021 este traspaso fue de 13.929 millones de euros. De esta forma, se da un paso más en la separación de fuentes de financiación para conseguir un presupuesto equilibrado al final de la legislatura.

La prestación por nacimiento y cuidado del hijo tendrá un presupuesto de 2.900 millones de euros en 2022, tras la equiparación en 2021 del permiso entre ambos progenitores a 16 semanas, una herramienta de conciliación. También se destinarán 884 millones a combatir la brecha de género en las pensiones, con un complemento más amplio y redistributivo, aprobado este año. Por su parte, el gasto previsto por Incapacidad Temporal en 2022 es de 10.818 millones de euros.

Escrivá ha destacado que los Presupuestos de 2022 permitirán poner en marcha la reforma de las pensiones acordada con los agentes sociales y cuyo proyecto de ley se encuentra actualmente en trámite parlamentario. “Esto garantiza el poder adquisitivo de los pensionados, al tiempo que fortalece la acción protectora de otras prestaciones”.

En cuanto a las políticas de Inclusión, en 2022 se reforzará el Ingreso Mínimo Vital como la herramienta más adecuada para luchar contra la pobreza infantil con el lanzamiento de un nuevo complemento para ayudar a la infancia. El beneficio, que ya llega a 350.000 hogares en todo el país, está teniendo especial impacto en los niños, ya que el 40% de los 800.000 beneficiarios que tiene son más pequeños, subirá un 3% en 2022, al igual que las pensiones mínimas y no contributivas.

Para continuar con el despliegue del Ingreso Mínimo Vital y llegar a nuevos hogares, Escrivá ha anunciado que se llevarán a cabo nuevas actuaciones, además de la incorporación de beneficiarios por la vía ordinaria. En primer lugar, en unos días se pondrá en marcha el registro de mediadores, que permitirá la acreditación por parte del tercer sector de situaciones especiales de personas vulnerables, y, además, se trabajará en la búsqueda activa de potenciales beneficiarios.

Nuevo suplemento IMV para niños

La ministra de Inclusión ha explicado que el Ingreso Mínimo Vital se verá reforzado en la lucha contra la pobreza infantil con la puesta en marcha del nuevo complemento de pensión alimenticia. Este complemento supondrá una cantidad mensual de 100 euros por cada niño menor de 3 años, 70 para los niños de 3 a 6 años y 50 para los de 6 a 18 años.

Este complemento al Ingreso Mínimo Vital lo percibirán los hogares que cumplan dos requisitos: los que no superen el 300% de los ingresos garantizados del IMV para su tipo de hogar (por ejemplo, para un hogar con dos adultos y dos menores, la cantidad en 2022 será de 2.757 euros al mes) y no superar el 150% del umbral patrimonial correspondiente a tu tipo de vivienda. Es decir, lo cobrarán los actuales beneficiarios del IMV con hijos a cargo y otros hogares de bajos ingresos, pero no en situación de pobreza extrema.

Además, con el fin de ampliar el potencial redistributivo de la prestación, se pondrán en marcha convenios para el desarrollo de itinerarios de inclusión social vinculados al Ingreso Mínimo Vital y financiados por el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. En 2022, la Secretaría General de Inclusión Social y Bienestar Objetivos y Políticas pondrá en marcha otros ejes de política social vinculados al IMV, como el mapa de inclusión, el sello de inclusión social o el incentivo al uso.

Aumento de presupuesto en Migraciones

Escrivá destacó el incremento presupuestario que se producirá para las políticas migratorias en 2022. En concreto, la Secretaría de Estado de Migraciones pasará de una ejecución presupuestaria estimada en 2021 de más de 540 millones a una de 634 millones el próximo año, un incremento del 17% .

El grueso del aumento presupuestario irá destinado a la inmigración, con «tres ejes que vertebrarán nuestra actuación en esta materia», ha subrayado Escrivá. En primer lugar, el desarrollo de centros propios, mediante un incremento de 10 millones de euros en servicios asociados y tres nuevos centros propios, tras un análisis estratégico de su ubicación.

En segundo lugar, un eje centrado en el cambio del actual marco de subvenciones, en detrimento de un nuevo marco de concierto social, que permitirá a las entidades colaboradoras planificar sus recursos con una visión plurianual, cambio al que el ministerio dedicará 100 millones de euros

Finalmente, el ministerio incrementa su compromiso con las regiones con mayor presión migratoria, como Canarias, que recibirá 50 millones adicionales para hacer frente a las actuaciones con los inmigrantes, a través de un encargo de gestión. El Ministerio también mantendrá su compromiso de apoyo continuado a la Ciudad Autónoma de Ceuta, a través de los fondos de emergencia de la Comisión Europea, e incrementará en 30 millones de euros las actuaciones dedicadas a la acogida de refugiados.

Scroll al inicio
Ir arriba