El Gobierno aprueba un nuevo complemento para reducir la brecha de género en las pensiones

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy varias medidas propuestas por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Entre ellas se encuentra la creación de un nuevo complemento vinculado a la maternidad y paternidad que busca reducir la brecha de género que actualmente se presenta en las pensiones.

El complemento para reducir la brecha de género irá asociado a la acreditación de un perjuicio en la carrera profesional en los periodos posteriores a tener un hijo. Este perjuicio, sufrido mayoritariamente por las mujeres, según los datos de carreras analizados por la Seguridad Social, es una de las principales causas de la existencia de la brecha de género en las pensiones.

El nuevo complemento se concederá al progenitor que acredite una lesión en su carrera profesional tras el nacimiento del hijo. Pero si ambos progenitores prueban el daño o si ninguno lo hace, se le reconocerá el derecho a la madre, contribuyendo así a la reducción de la brecha de género. La medida estará vigente mientras la brecha de género en las pensiones supere el 5%.

La indemnización será una cantidad fija de 378 euros anuales por cada hijo desde el primero (hasta un máximo de cuatro), que se reconocerá en todos los tipos de pensión (jubilación, prejubilación voluntaria, invalidez permanente y viudedad), excepto por jubilación parcial. Este monto se actualizará de acuerdo con la revalorización de las pensiones y no cuenta para efectos de complementar el mínimo ni como límite de la pensión.

Este nuevo complemento nace de la necesidad de convertirlo en una herramienta más justa y eficiente para reducir la brecha pensional entre hombres y mujeres. Sustituye al artículo 60, introducido en la Ley General de la Seguridad Social por la Ley 48/2015, que establecía un complemento solo para las mujeres a partir del segundo hijo. Este suplemento fue considerado discriminatorio por una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (12 de diciembre de 2019, caso WA).

Además, la medida aprobada hoy también responde a la recomendación 17 aprobada por el Pacto de Toledo el pasado mes de noviembre y ha sido acordada en el seno del diálogo social.

El nuevo complemento para reducir la brecha de género tendrá más alcance que el actual complemento de maternidad, cuando se pague a partir del primer hijo (que incluirá a unas 30.000 personas que no lo percibirán este año), y no al segundo; También se contempla que el beneficiario pueda ser el padre si acredita un perjuicio en su carrera profesional vinculado al nacimiento del hijo o hija.

También es una ampliación del complemento actual, que también incluye la jubilación anticipada voluntaria.

En concreto, en el último mes, la pensión media del sistema de hombres alcanzó los 1.248,99 euros, mientras que el salario medio mensual percibido por las mujeres ascendió a 824,65 euros, lo que sitúa la brecha media en el 30%. Y en los nuevos máximos la pensión contributiva de jubilación es del 19,3%.