¿Cuál es la diferencia entre licencia de apertura y licencia de actividad?

 

Si vas a poner en marcha un negocio, necesitas conocer en profundidad cuáles son los trámites que debes realizar para poner en marcha tu negocio.

Uno de los primeros permisos que debemos obtener para realizar nuestro trabajo es la licencia de apertura y actividad. Aunque estos dos conceptos se utilizan normalmente al mismo tiempo, son permisos diferentes, por lo que es necesario tener claro la diferencia entre ellos.

¿Cuál es la diferencia entre una licencia de actividad y una licencia de apertura?

Estas dos licencias son consecutivas, ya que se realizan una tras otra. Cuando conseguimos uno de ellos, tenemos que pedir el otro más tarde.

Por un lado, la licencia de actividad es un permiso necesario para poder desarrollar tu trabajo. Los requisitos para la obtención de esta licencia dependerán de la naturaleza de la actividad a realizar. Depende de algunos factores, como el tipo de actividad a realizar, la superficie o la potencia de la máquina.

Para obtener este permiso es necesario entregar la actividad y el proyecto de obra, en el que se demuestre que los espacios son adecuados y que cumple con toda la normativa para poder realizar la actividad propuesta.

Por otro lado, la licencia de apertura certifica que se cumplen todas las condiciones necesarias para comenzar a trabajar en ese lugar. Para solicitarlo, la solicitud de apertura debe ir acompañada de toda la documentación necesaria, así como de las modificaciones y trabajos realizados. Posteriormente, el ayuntamiento se encarga de tramitar la licencia y comunicar que la actividad se puede realizar en esa unidad.

Cabe señalar que existen algunas exenciones en las licencias de apertura y actividad. Consulta cuándo no se requiere la licencia de apertura y podrás saber si necesitas solicitarla para abrir tu propio negocio y empezar a trabajar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba